Incidencia de las Alteraciones del Lenguaje en el Aprendizaje y Adquisición de una Segunda Lengua


Introducción.

               Mucho se ha hablado de las distintas patologías y clasificaciones de los Trastornos del Habla y del Lenguaje, pero muy poco de sus secuelas y correlaciones en el área del aprendizaje y mucho menos de la implicancia en el aprendizaje de una segunda lengua.

               El campo de las patologías del lenguaje infantil ha sido ampliamente estudiado por distintas disciplinas, tales como la psicología, la lingüística, la psicolingüística y los investigadores del lenguaje infantil entre otros. De dichos estudios se han generado diversas clasificaciones e intentos por agrupar las patologías dentro de cuadros clínicos coherentes y estables. Partiendo desde la década del 70 con Ingram hasta la del 90 con Rapin y Allen, continúa siendo difícil lograr acuerdos y definiciones totalmente satisfactorias.

               Abordaremos la temática Alteración del Lenguaje/Adquisición de una Segunda Lengua desde tres perspectivas:

a) La investigación del lenguaje infantil: Presenta una imagen de los niños como aprendices activos, que en cada estadio de la adquisición del lenguaje generan hipótesis y tratan de sistematizar lo que saben del lenguaje. A los investigadores de la adquisición lingüística les encanta la clase de errores que cometen los niños, ya que dichos errores revelan las hipótesis y reglas que éstos manejan. Los investigadores consideran que los errores son un signo de progreso, el aprendizaje implica la reorganización del conocimiento, y no únicamente su almacenamiento, así como que la adquisición del lenguaje es un proceso evolutivo.

b) La psicolingüística: La psicolingüística o la psicología del lenguaje, trata de descubrir los procesos psicológicos que subyacen al uso y a la adquisición del lenguaje. Aborda los niveles de comprensión (cómo comprenden las personas el lenguaje hablado y escrito), de producción del habla (como producen el lenguaje las personas) y de adquisición (cómo se aprende una lengua). Además se interesa en como se procesa la información lingüística en los hablantes, esto es, qué sucede en la entrada, elaboración y salida de la información y como se relacionan la cantidad y la velocidad del material procesado.

c) La Neurolingüística: Investiga los correlatos anatómicos y fisiológicos de las conductas lingüísticas, esto es, la relación cerebro-lenguaje.

               Actualmente existe consenso de que las patologías del lenguaje generan dificultades que van más allá de la lengua misma. Por lo tanto, desde el punto de vista de la investigación del lenguaje infantil podemos formularnos las siguientes interrogantes:

¿Las alteraciones del lenguaje, alteran  específicamente solo al lenguaje?

¿ Las alteraciones del lenguaje afectan sólo a la lengua materna y no a una segunda lengua?

¿La presencia de una alteración comunicativa dificulta la adquisición de una segunda lengua?

¿Es conveniente enseñar una lengua extranjera a niños con patologías que afectan al lenguaje?

¿Resulta confuso o difícil para un niño con alteraciones del lenguaje aprender una segunda lengua?

¿Cómo podemos ayudar a los niños con alteraciones del lenguaje que se enfrentan a la enseñanza de una segunda lengua?


               Para la psicolingüística y la neurolingüística es importante aclarar los siguientes cuestionamientos:

¿Si hay problemas de procesamiento de la lengua materna, esta dificultad también afecta a la segunda lengua?

¿Hay alguna disfunción en los cerebros de niños con alteraciones comunicativas y que adquieren una segunda lengua?

               Trataremos de hallar respuesta o aproximaciones a todas las interrogantes formuladas previamente.


Desarrollo del Lenguaje y sus Alteraciones.

               El lenguaje humano propiamente tal es nuestro sistema comunicativo por excelencia, de carácter universal, dirigido por reglas y que posee una estructura bien definida en todas las lenguas. Desde un punto de vista interaccionista el lenguaje es además un mecanismo que permite regular nuestra conducta y la de los demás. Su adquisición está subordinado a una multitud de factores dentro de los cuales se pueden destacar los siguientes:

a) Desarrollo general del organismo: Se refiere a los aspectos madurativos y de desarrollo físico y psicológico, que atraviesa todo organismo hasta su constitución final.

b) Interacción social: Relacionado con las relaciones que establece el individuo con las personas que le rodean y que se constituyen en estímulos y modelos a incorporar.

c) Interacción con el sistema comunicativo adulto: Se refiere a las relaciones recíprocas que se dan entre un sistema comunicativo en desarrollo y el que ya esta estructurado y que sirve como modelo para adquirir la forma y estructura de su propia lengua.

       Cualquier alteración en alguno de estos factores, puede provocar retrasos y/o desviaciones patológicas que afectan al lenguaje.

               Dichas alteraciones pueden ser Primarias o Específicas (aparentemente sin etiología conocida o demostrable). o Secundarias (pertenecen a un síndrome mayor o a una alteración general evidente), y con distintos grados de severidad.
               
               Es importante, al menos en fonoaudiología, distinguir los dos elementos básicos que componen la comunicación: el Habla y el Lenguaje. Si bien se considera al Habla como la ejecución del Lenguaje, desde un punto de vista clínico, el Habla es el fenómeno externo, periférico y de cuya ejecución están a cargo los órganos productores de la voz y la articulación (pronunciación). Algunos de los órganos involucrados en el Habla son la lengua, los dientes, la musculatura orofacial y otros.

               Por otro lado, el lenguaje es el fenómeno central, cerebral, el conjunto de reglas que lo definen en sus distintos niveles (fonológico, semántico, sintáctico, pragmático), y sus interacciones con sistemas cognitivos generales.

               La anterior división entre habla y lenguaje nos permite empezar a discernir que cuadros o patologías provocarán mayores o menores dificultades en la adquisición de una lengua materna y de un segundo idioma.

               A continuación solo mencionaré brevemente las patologías más frecuentes que afectan al habla y al lenguaje y que eventualmente podrían dificultar  el aprendizaje de un segundo idioma:

Trastorno de Habla.

  Dislalia/Disglosia.

       Trastorno que se caracteriza por la ausencia de un fonema (letra), en el habla del niño, el cual ya debiera estar presente en el lenguaje del menor, sin embargo esto no se ha producido.  

Espasmofemia.


       Se define la espasmofemia como una alteración o perturbación del habla que afecta principalmente a su ritmo. Su síntoma característico es la tartamudez.

Trastornos del lenguaje.

               En relación a los trastornos del lenguaje mencionaré a la alteración más frecuente en el ámbito pre-escolar y escolar, el llamado TEL o Trastorno Específico del Lenguaje. Dentro de esta especificación encontramos las siguientes patologías (Rapin y Allen 1987, 1988):

Trastorno Fonológico o Déficit de programación Fonológica.

       Trastorno del lenguaje que se caracteriza por un habla simplificada, reducida, semejando a un niño de menor edad que la que presenta.       
               
Trastorno Fonológico Sintáctico.

       Trastorno del lenguaje que también se caracteriza por un habla simplificada, pero que además utiliza frases y oraciones que no son las adecuadas para su edad de desarrollo. Pueden presentarse algunos problemas de comprensión del lenguaje (dificultad para comprender algunas oraciones más complejas que otras) y un vocabulario más reducido.


Alteraciones del Aprendizaje.

               Las mayores secuelas que se dan en las habilidades de aprendizaje son derivados de un TEL, en cualquiera de sus formas y niveles de severidad. Los estudios de niños con TEL han demostrado que más del 40% de ellos siguen con dificultades más allá de los 5 años y medio. Estas dificultades son leves en el lenguaje pero graves en las habilidades de aprendizaje. Lo anterior se debe a que tanto el lenguaje como las habilidades de aprendizaje comparten un sustrato en común: habilidades cognitivas.

               Por lo tanto desde mi punto de vista se hace necesario redefinir el Trastorno de Lenguaje:
               "Para este profesional, el Trastorno de Lenguaje es el reflejo de un déficit profundo producido por cambios acumulativos de las funciones cognitivas, posiblemente de carácter inhibitorio, y que de no ser tratado, derivan en un trastorno de aprendizaje en la vida escolar".

               De lo anterior se deriva:

"No es la edad de aparición del cuadro ni la severidad del trastorno de lenguaje lo que justifica una intervención especializada, sino sólo la simple presencia de éste".

               Desde mi perspectiva, el trastorno de lenguaje es solo la punta del "iceberg" que nos indica que bajo él se encuentran dificultades mayores capaces de afectar a la totalidad de las habilidades del niño (Silva, D. Jornadas de Neuropsicología, Univ. de Chile, julio 2001).

               Ahora que contamos con una pequeña visión de lo que son los trastornos del lenguaje y su influencia en el aprendizaje, estamos en condiciones de predecir que sucederá con aquellos niños portadores de un TEL y que se enfrentan al aprendizaje de un segundo idioma.

APRENDIZAJE DE UNA SEGUNDA LENGUA EN NIÑOS CON ALTERACIONES DEL LENGUAJE.

* Aportes de los investigadores del lenguaje infantil

               Los estudios sostienen que en el aprendizaje de una segunda lengua interactúan al menos dos factores principales:

1) El conocimiento lingüístico alcanzado, es decir, el conocimiento de la lengua nativa.

2) Las habilidades metalingüísticas, esto es, la capacidad para analizar nuestro propio lenguaje.

               Para los investigadores del lenguaje infantil diversos estudios demuestran que los niños pequeños que adquieren una segunda lengua y en las que no media una enseñanza formal, utilizan el mismo patrón de adquisición que los niños que aprenden su lengua materna. Es decir, se cometen los mismos errores del desarrollo, el mismo orden de adquisición y las mismas estrategias de aprendizaje. Sintetizando, la adquisición de una segunda lengua parece estar guiada por un conjunto de principios comparables a los establecidos en la adquisición de la primera lengua, utilizando hipótesis dependiente de la estructura del lenguaje y restricciones impuestas por los principios y los parámetros de la gramática universal.

               Por otro lado los niños mayores, con sistemas lingüísticos más completos, durante el proceso de aprendizaje de una segunda lengua, utilizan habilidades metalingüísticas (capacidad de pensar acerca de la estructura del lenguaje). Es decir, toman como base la estructura de la lengua materna para realizar análisis y deducciones sobre la segunda lengua.

               Ahora la facilidad con que se aprende una segunda lengua depende de una multiplicidad de factores entre los que destacamos el entorno lingüístico y la capacidad individual estrechamente relacionada con la indemnidad de la lengua materna.

               Los trastornos de habla, específicamente la dislalia, produce pocos problemas en el aprendizaje de una segunda lengua. Las articulaciones (pronunciaciones) se pueden mostrar débiles, más dificultosas, pero los problemas no van más allá de los órganos articulatorios. No hay dificultades en la síntesis fonemática ni en la representación fonológica de las palabras. Así mismo, no se aprecian mayores problemas de estructuración sintáctica que sus pares sin alteraciones del lenguaje.

               La habilidad articulatoria de los menores con trastorno de habla se recupera completamente con terapia fonoaudiológica sin secuelas en otras áreas del aprendizaje. Por lo tanto, los mayores problemas que se pueden encontrar en los niños con trastorno de habla y que aprenden una segunda lengua es el déficit de pronunciación o modulación.

               Resulta anecdótico acotar, que la dislalia más común, esto es la que afecta al fonema /rr/, muchas veces su sonido es bien aceptado en una segunda lengua, tales como en el idioma inglés (fonema /rr/ sustituido por otro sin vibración) y el francés (fonema /rr/ sustituido por un sonido gutural).

               Por otro lado, desde hace mucho tiempo se ha documentado en la literatura especializada la disminución o ausencia de la espasmofemia al hablar, en sus etapas iniciales del aprendizaje, un segundo idioma. El habla se hace más fluida y la tartamudez se relega a la lengua nativa. Pero esto es solo una ilusión, ya que mientras mayor sea el dominio de la segunda lengua, mayor es la posibilidad de traspasar la tartamudez a ese nuevo idioma. Esto va ocurriendo en la medida que el idioma se hace parte de la personalidad y se automatiza.

               El mayor problema para aprender una segunda lengua lo encontramos en los niños portadores de un TEL en cualquiera de sus grados, de leves a severos. Los estudios actuales en relación a este trastorno revelan alteraciones marcadas en la memoria de corto plazo (almacenamiento fonológico), representación fonológica e integración auditiva (capacidad de descomponer unidades fónicas e integrar la información en un todo).

               Con estas habilidades psicolingüísticas alteradas no solo se dificulta el aprendizaje de una segunda lengua, sino la estabilidad de la propia lengua materna.

               El tratamiento fonoaudiológico de los niños con TEL, con frecuencia se alarga a través de los años, conjuntamente con la etapa escolar, lo que trae consigo alteraciones en las habilidades de aprendizaje, específicamente en las habilidades de lecto-escritura donde las habilidades de codificación y decodificación fonológicas son indispensables.

               El TEL es una alteración muy compleja, de gran variabilidad y de amplio alcance, por lo que, solo he tratado de mostrar algunos elementos que componen este trastorno y que dificultan el aprendizaje de una segunda lengua, ya que ambas se sostienen sobre los mismos procesos cognitivos y reglas lingüísticas universales.


* Aportes de la psicolingüística al procesamiento del lenguaje

               Un modelo de procesamiento psicolingüístico que se aplica ampliamente en la investigación de segundas lenguas es el modelo de competición, el cual propone que la interpretación de una segunda lengua (ejemplo: el análisis oracional), se halla gobernada por el conocimiento que ha acumulado un niño de su lengua materna.  Esta teoría sugiere que este conocimiento básico se traslada a la segunda lengua durante las primeras fases de su procesamiento.

               Además los sistemas de procesamiento lingüístico requieren de cierta velocidad y facilidad para procesar distintas cantidades de información, es decir, para un bilingüe se le exige un gasto extra para analizar la información.

               Desafortunadamente los  niños con TEL, presentan alteraciones evidentes en el procesamiento de información de su lengua materna, específicamente en lo que se refiere a cantidad y velocidad. Se ha observado que los niños con TEL requieren de mayor tiempo para analizar la información de tipo fonológica que sus pares normales, es decir, se benefician cuando reciben la información lentamente. Además no procesan bien en grandes cantidades, ya que su déficit de memoria de corto plazo se los impide.

               Lo anterior nos alerta que en la enseñanza de un niño con TEL, se debe tener en cuenta su manera especial de procesar la información. Por  lo tanto, el aprendizaje de una segunda lengua se hace cada vez más difícil, ya que el nivel de procesamiento del menor se lo impide.

               Finalmente revisaremos algunos aportes de la neurolingüística en relación a las alteraciones del lenguaje en niños y al aprendizaje de una segunda lengua.

       * Aportes de la Neurolingüística a la localización cerebral
               
               Los temas de la neurolingüística más tratados pueden agruparse en tres grupos:

1) El estudio de áreas generales del cerebro en las que tiene lugar el procesamiento del lenguaje.

2) El desarrollo de teorías sobre la neuroanatomía funcional de un área específica del cerebro.

3) La investigación del fundamento neurofisiológico de las funciones del lenguaje.

               Nuestro interés se centra en el tercer punto y en si existe un correlato neurofisiológico en las alteraciones del lenguaje/aprendizaje y su incidencia en la adquisición y aprendizaje de una segunda lengua.

               La mayoría de los autores, desde el punto de vista neurofisiológico, afirma que los trastornos de lenguaje y aprendizaje se deben a una incapacidad de lograr una interacción hemisférica entre el hemisferio izquierdo y el derecho.

               Las disfunciones del hemisferio izquierdo en relación con el aprendizaje han sido las más estudiadas, ya que la alteración de las habilidades lingüísticas es una de las características más llamativas del niño con dificultades de aprendizaje. Las dificultades de procesamiento de material verbal asociadas a algún tipo de disfunción del hemisferio izquierdo, se suelen caracterizar por una gran lentitud de procesamiento que afecta a las áreas auditivas y visuales relacionadas con el lenguaje.

               Por otro lado, la disfunción del hemisferio derecho  también puede afectar a la capacidad lingüística, ya que los niños con este tipo de disfunción pierden la musicalidad o entonación necesaria para el aprendizaje de una segunda lengua a causa de la falta de capacidad de entonación que les facilite dicho aprendizaje.

               Existe un buen número de estudios que sugieren que la segunda lengua de un bilingüe puede estar basada en el hemisferio derecho más que la primera, especialmente durante los estadios iniciales del aprendizaje de la lengua.
       
               A continuación se presenta un resumen de las características que presenta un niño con dificultades de aprendizaje relacionadas con trastornos o disfunciones hemisféricas:

Disfunción del Hemisferio Izquierdo

Características del Lenguaje.

a) Retraso en la edad en que el niño comienza a hablar.
b) Trastornos del lenguaje articulatorio.
c) Dificultad en la capacidad de expresión secuenciada de los fonemas.
d) Problemas de tipo sintáctico.
e) Problemas en la repetición fonética.

Lectura.

a) Problemas en establecer correspondencia entre letra y sonido.
b) Incapacidad para dividir palabras en sus correspondientes sílabas.
c) Problemas en la secuencia de los fonemas.
d) Sustituciones fonológicas.
e) Lectura lenta.
f) Pobre capacidad lectora.


Rendimiento Académico.

a) Problemas en el aprendizaje de una segunda lengua.

Disfunción del Hemisferio Derecho

Razonamiento.

a) Dificultad en establecer nuevos procesos asociativos.
b) Pobre razonamiento global y en paralelo.
c) Incapacidad para memorizar dos o tres instrucciones al mismo tiempo.

Lectura.

a) Fuerte incapacidad para discriminar las letras cuando el niño inicia el aprendizaje lector.
b) Dificultades para la comprensión auditiva y visual de un modo global.
c) Incapacidad para repetir las palabras que lee.
d) Pobre capacidad comprensiva de lo que no está explicado de un modo explícito.


Habilidades Académicas.

a) Dificultad en el aprendizaje de una segunda lengua.


               Como hemos observado, ambos hemisferios cerebrales están implicados en las habilidades del lenguaje, del aprendizaje y en lo que se refiere al aprendizaje de segundas lenguas.

Resumen.

               Con el fin de resumir lo que sabemos sobre las alteraciones del lenguaje y el aprendizaje y su incidencia en la adquisición de una segunda lengua a partir de cada una de las tres posturas que han abordado el problema, volvamos a nuestra lista de preguntas para observar la respuesta que da cada una de las líneas de investigación.

Investigación del Lenguaje Infantil

¿Las alteraciones del lenguaje, alteran  específicamente solo al lenguaje?

               No. La mayoría de las bases causales de los distintos trastornos del lenguaje, son también causas de los problemas de aprendizaje, es decir, comparten causas comunes pero expresadas en distintos dominios y con diferente intensidad.

¿ Las alteraciones del lenguaje afectan sólo a la lengua materna y no a una segunda lengua?

               No. Ambas lenguas se rigen por principios universales e innatos, por lo que si se presenta alteraciones en la lengua materna, también se producirán dificultades en la segunda lengua.

¿La presencia de una alteración comunicativa dificulta la adquisición de una segunda lengua?

               Si. En menor medida, como hemos visto, con los trastornos del habla, con problemas de pronunciación, y en mayor medida con los trastornos del lenguaje, implicando serios déficit en el aprendizaje de la segunda lengua.

¿Es conveniente enseñar una lengua extranjera a niños con patologías que afectan al lenguaje?

               No. Es contraproducente, ya que los mismos procesos que mantienen una patología de lenguaje en la lengua materna, dificultarán el aprendizaje de la segunda lengua.

¿Resulta confuso o difícil para un niño con alteraciones del lenguaje aprender una segunda lengua?

               Sí. Sus deficiencias fonológicas, de integración, de conciencia, de representación, de almacenaje fonológico son un gran escollo para un adecuado aprendizaje.


¿Cómo podemos ayudar a los niños con alteraciones del lenguaje que se enfrentan a la enseñanza de una segunda lengua?

               En primer lugar se debe solucionar el problema de lenguaje con un especialista y solo después de ello exponer al menor a una segunda lengua de manera progresiva y cuidadosa.

Psicolingüística y Neurolingüística

¿Si hay problemas de procesamiento de la lengua materna, esta dificultad también afecta a la segunda lengua?

               Sí. Los principales problemas involucrados en el procesamiento son la cantidad de información y la velocidad, factores que están deficitarios en los niños con trastornos del lenguaje y los cuales dificultan el aprendizaje de segundas lenguas.

¿Hay alguna disfunción en los cerebros de niños con alteraciones comunicativas y que adquieren una segunda lengua?

               Sí. Hay disfunciones características para cada uno de los hemisferios cerebrales y en ambos casos la adquisición de una segunda lengua se ve perjudicada.

               Finalmente, es importante destacar que cada línea de investigación aporta distintos aspectos al fenómeno del bilingüismo y las alteraciones de la comunicación. Lo que hemos visto hoy día, solo constituye una pincelada sobre los complejos procesos que interactúan en la comunicación y el aprendizaje.
               

Bibliografía.


- Acosta, V.M., Moreno, A.M. "Dificultades del Lenguaje en Ambientes Educativos".Del Retraso al Trastorno Específico del Lenguaje. Barcelona. Edit. Masson.1999.

- Aguado, G., "Trastorno Específico del Lenguaje. Retraso del Lenguaje y Disfasia". Málaga. Edit. Aljibe. 1999.

- Berko, J., Bernstein N., "Psicolingüística". Madrid. Edit. McGraw-Hill. 1999.

- Caplan, D. "Introducción a la Neurolingüística y al Estudio de los Trastornos del Lenguaje". Madrid. Edit. Visor. 1992.

- De Quirós, J. B., Schrager, O. L. "Fundamentos Neuropsicológicos en las Discapacidades de Aprendizaje". Buenos Aires. Edit. Médica Panamericana. 1980.

- Dale, P. S. "Desarrollo del Lenguaje: Un Enfoque Psicolingüístico". México. Edit. Trillas.1980.

- Johnston, B. "Desarrollo del Lenguaje". Buenos Aires. Edit. Médica Panamericana 1988.

- Newmeyer, F. "Panorama de la Lingüística Moderna: Teoría Lingüística: Extensiones e Implicaciones". Madrid. Edit. Visor. 1992.

- Portellano, J. "Introducción al Estudio de las Asimetrías Cerebrales". Madrid. Edit. CEPE. 1992.


Daniel A. Silva T.
Fonoaudiólogo
Universidad de Chile
http://danielsilvat.site40.net




       



© Todos los derechos reservados
Mapa Web  |   Inicio    |   Contacto